Blog de Pasionenlaspaginas

Círculos, de Manuel rios.

Londres, 2019. Un participante de un concurso de televisión muere en directo tras ser devorado por un tiburón, e inmediatamente se convierte en trending topic mundial. Entonces el presentador del concurso, Shultheiss, desaparece misteriosamente y un policía desengañado, Jenilleck, se ve obligado a averiguar si el caso fue un accidente o un asesinato. Este es el punto de partida de «Círculos», una novela multimedia (libro, web, perfiles en redes sociales e incluso vídeos) cuyos derechos acaba de adquirir la editorial Penguin Random House.

La historia sucede es una especie de toque de advertencia sobre a dónde podemos llegar

La novela está ambientada en un Londres casi apocalíptico, con terribles huelgas de basuras, extraños fenómenos meteorológicos, animales que se suicidan y directores de antena rentabilizando la muerte en directo. «No solo hay una visión negativa del medio, sino en general del ser humano. La historia sucede en el futuro y es una especie de toque de advertencia sobre a dónde podemos llegar. El ser humano está descolocado, y la televisión es solo un reflejo de eso. Sin embargo, yo soy muy optimista. Poner las situaciones límite te permite ser más simbólico y verlas desde fuera», comenta Ríos, que se llevó a sus personajes al extranjero porque no quería «abrir el debate sobre las cadenas españolas o los realities, sino una reflexión más profunda». 

La idea de esta novela, que no duda incluso en añadir tuits a la narrativa tradicional, lleva varios años rondando al autor. «A finales de los ochenta, cuando estaba en la facultad, ya había una preocupación por la influencia de los medios. En esa época hice un corto que se llamó Círculos y escribí un relato. Mucho tiempo después, en 2006, vi que esta obsesión volvía con las redes sociales. Al principio me lo planteé como guión de cine pero luego vi que era muy largo, y decidí dejarlo en novela. Hace dos años comencé a escribirla con las características propias del medio», explica su autor, que ya está trabajando en adaptarla a una miniserie de cinco o seis capítulos. De hecho, incluso ya ha pensado en los protagonistas: Ramón Esquinas como presentador, Miguel Rellán como detective y «una chica poco conocida» como Patrizia.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: